Cerros de Amotape o la Zona Reservada de Tumbes.

Ir a la “poza de barro”, una piscina de aguas termales con propiedades curativas, a 40 minutos de Máncora .